Territorio

Santa Elena

Las experiencias y las vivencias cotidianas de quienes hacen parte de este caleidoscopio han transcurrido en Santa Elena. Uno de los cinco corregimientos de Medellín; probablemente, el de mayor reconocimiento por parte de la ciudadanía.

Santa Elena es un territorio ubicado entre los valles de Aburrá y San Nicolás, e históricamente fue un lugar de paso de gran importancia desde el centro de Antioquia hacia el valle del río Magdalena, al cruzar por el Oriente del departamento. La Manifestación Cultural Silletera, presente en esta zona, abarca al corregimiento y a otras veredas pertenecientes a los municipios vecinos de Guarne, Envigado y Rionegro.

En total, se trata de 17 veredas, 11 de las cuales configuran el corregimiento de Santa Elena: Piedras Blancas, Matasano, Las Palmas, El Plan, Mazo, Piedra Gorda, Barro Blanco, Santa Elena -sector central-, El Llano, El Placer y El Cerro. San Ignacio y El Porvenir pertenecen a Guarne; Perico y Pantanillo, a Envigado; y la Quiebra, a Rionegro.

Al Occidente de Santa Elena se encuentra el área urbana de Medellín, distante 17 km.; al Norte se localizan los municipios de Guarne y Copacabana; al Oriente, Rionegro y El Retiro; y al Sur, Envigado. Una zona cuyas dinámicas cultural y social en torno a las flores sobrepasa las divisiones jurídico-administrativas.

Este territorio es el enclave o la cuna de la manifestación cultural silletera; es decir, el espacio donde surgieron y se expresan con mayor intensidad los rasgos campesinos y comerciales que subyacen en torno al mundo silletero.

El territorio ofrece, así mismo, otros valores que potencian aún más su riqueza cultural, como los caminos prehispánicos y coloniales, que dan cuenta de poblamientos anteriores; así como sus diversos activos naturales: aguas, bosques, huertas, fauna y minerales, que incrementan el valor de su riqueza histórica y cultural.